FIN ÚLTIMO DEL QUEHACER EDUCATIVO SAINT JOHN’S VILLA ACADEMY

 Formar personas conscientes

 y libres, convencidas de su misión

 humana y cristiana.

  Personas dispuestas a crecer en el amor al

 prójimo, comprometiéndose con

 la realidad concreta, imitando a

 Cristo encarnado en la historia.

  Personas dispuestas a crecer en el saber para

 dinamizar la cultura y transformarla

 de acuerdo a las directrices de la Iglesia

 de Santiago.

  Personas dispuestas a “ser” en el mundo del

 “tener”, lo que requiere un desarrollo

 constante de la fe basada en el Evangelio.

  

IDENTIDAD DE NUESTRO COLEGIO

1. Nuestro Colegio se define como Colegio de Iglesia. Responde a la Espiritualidad Bautistina, dada por la Congregación de Religiosas de San Juan Bautista, nuestro Patrono. Se caracteriza por su compromiso con una educación que es:

a) Un servicio a la comunidad, donde se promueve a la persona a través de una formación integral, es decir, humana, cristiana y académica, acorde con las exigencias de los tiempos.

b) Una instancia de evangelización en la cual se desarrollan los valores evangélicos, en fidelidad a la Iglesia, de acuerdo al carisma de la Congregación de las Religiosas de San Juan Bautista.

c) Humanizadora: El Colegio se propone iniciar a las alumnas y alumnos en el camino de su plenitud humana, abiertos a la trascendencia, hacia Dios como fin último.

d) Personalizadora: Una educación que busca el desarrollo de las potencialidades de las alumnas y alumnos como seres originales, irrepetibles, “imagen de Dios”, llamados a ser protagonistas de la creación y de la historia.

e) Coherente con el Diálogo Fe – Cultura: Significa que en el Colegio profesores y alumnos exponen y reciben críticamente la cultura sin separarla de la fe. La cultura abarca la totalidad de la vida de un pueblo: el conjunto de valores que lo animan y de antivalores que lo

f) Integral: Las alumnas y alumnos deben crecer y vivir en un ambiente donde se promueve la educación humana y cristiana; en cuanto al Colegio, es un centro donde se elabora y se transmite una concepción específica del mundo, del hombre y de la historia. El Colegio plantea una formación integral, es decir, el desarrollo armónico de los aspectos físico, moral, afectivo, intelectual, social y religioso de las alumnas y alumnos.

g) Pluralista: El Colegio está al servicio de la sociedad y la sociedad actual es pluralista. Por lo tanto, el Colegio asume esta realidad, exigiendo a la vez, de parte de las familias que ingresan y que pertenecen a esta comunidad: respeto por la identidad y línea del Colegio, apertura al diálogo, participación y cooperación responsable en la educación de sus hijas e hijos.

Esta línea pluralista exige de parte de todos los que desarrollan la tarea de educadores en el Colegio, una clara adhesión a nuestros principios y objetivos, que desarrollen la acción educativa con criterios unánimes, en relación a priorizar metas y elegir metodologías adecuadas. Para ello, es imprescindible que el educador conozca la identidad del Colegio como parte de la Iglesia.

2. El Colegio es un lugar privilegiado:

a) Donde la persona de las alumnas y alumnos ocupan el centro de todo el quehacer educativo.

b) Donde se busca el desarrollo de todas las potencialidades de las alumnas y alumnos como personas, como mujeres y hombres, cristianos y estudiantes.

c) Donde se construye una comunidad de personas, poniendo en el centro a Jesús de Nazaret.

d) Donde se trata de hacer vida las enseñanzas de Jesús, plasmando en la realidad los valores del Evangelio, especialmente la solidaridad y el amor fraterno.

e) Donde hay diálogo, con participación y comunión de todos.

f) Donde se integra la fe y la cultura.

g) Donde se siguen las orientaciones de la Iglesia Universal y de la Congregación San Juan Bautista, insertándose en la pastoral de la Iglesia de Santiago.

3. Carisma de la Congregación:

Es el don del Espíritu que la Congregación ha recibido, para responder a su misión en la Iglesia. Este carisma se expresa en la propuesta de:

EDUCAR – EVANGELIZAR – PROMOVER

Desde la perspectiva Bautistina, este carisma se dirige a la Evangelización y formación de los niños y jóvenes, en forma especial, de los más necesitados, ayudándolos a descubrir y responder al proyecto que Dios tiene para cada uno.

¿CÓMO SER BAUTISTINO HOY?

- Descubriendo la presencia de Dios en un mundo en constante cambio.

- Estimulando nuestra fe en obras y palabras.

- Actuando como protagonistas activos de la realidad que vivimos.

- Viviendo la austeridad y valorando el ser en el mundo del tener.

- Trabajando por la paz y promoviendo la igualdad entre las personas en su dignidad.

- Promoviendo la tolerancia y la unión en la diversidad.

- Siendo solidarios y poniendo nuestra vida al servicio de nuestros hermanos.

- Incentivando la práctica del perdón y reconciliación continua.

- Cuidando nuestro cuerpo y nuestro entorno natural.

- Desarrollando nuestras virtudes para ponerlas al servicio de la evangelización, especialmente del pobre y abandonado.

- Cultivando la alegría de vivir cerca de Dios.

 

“QUISIERA QUE HASTA MI SOMBRA PUDIERA HACER EL BIEN”                                                                   

 San Alfonso María Fusco

 

 Las Familias de Nuestras Alumnas y Alumnos

 

  1. Consideramos a la familia como el fundamento de la sociedad, que encuentra su modelo en la familia de Jesús de Nazaret. Está llamada a ser Iglesia doméstica y la primera responsable de la formación de sus hijos.

2. La familia es el ambiente más propicio para el crecimiento integral de sus hijas e hijos y de cada uno de sus miembros. Ella es la primera responsable en la educación de sus hijos.

3. El Colegio promueve la espiritualidad familiar creando un ambiente sereno de fe, alegría y fraternidad y se esfuerza en ser una escuela de comunión y de participación y núcleo generoso de apostolado.

4. La familia refleja el proyecto de Dios y se transforma en el espacio de formación en el cual se reciben el amor y la auténtica solidaridad.

5. En nuestros colegios la familia se siente acogida, comprendida y acompañada en cualquier situación familiar en que vive.

6. La familia vive una relación de reciprocidad con la comunidad educativa.

7. La familia participa de los encuentros personales y otras iniciativas que persiguen como fin hacer cada vez más activa su inserción en la vida del colegio y en la tarea educativa de sus hijas e hijos.

Los jóvenes que queremos formar:

El quehacer educativo de los Colegios Bautistinos de Chile se orienta a lo largo de todo el proceso a lograr que la persona sea:

a) Consciente de su dignidad humana, como hija o hijo de Dios y amada/o por Él.

b) Íntegra/o, libre y responsable, que procure pasar por la historia haciendo el bien.

c) Comprometida/o con la sociedad, transformándose permanentemente en “agente de justicia y de paz en la caridad, para un futuro mejor de la humanidad”.

d) Sencilla/o, respetuosa/o y acogedor/a, que sea capaz de humanizarse y humanizar las relaciones con los demás, según los valores propios del Evangelio.

e) Responsable y fuerte para enfrentar la complejidad, exigencias y dolores propios de la existencia humana.

f) Abierta/o a la trascendencia, desarrollando una actitud de confianza activa a la voluntad de Dios.

g) Comprometida/o con los pobres en su promoción integral, animada/o por los valores de justicia, verdad y austeridad.

FIN ÚLTIMO SJVA-revisado AV
FIN ÚLTIMO SJVA-revisado AV
FIN ÚLTIMO SJVA-revisado AV.doc
71.0 KiB
48 Downloads
Details