Fin último de nuestro quehacer educativo

Formar personas conscientes y libres, convencidas de su misión humana y cristiana.

Personas dispuestas a crecer en el amor al prójimo, comprometiéndose con la realidad concreta, imitando a Cristo encarnado en la historia.

Personas dispuestas a crecer en el saber para dinamizar la cultura y transformarla de acuerdo a las directrices de la Iglesia de Santiago.

Personas dispuestas a “ser” en el mundo del “tener”, lo requiere un desarrollo constante de la fe basada en el Evangelio.

FIN ÚLTIMO SJVA
FIN ÚLTIMO SJVA
FIN ÚLTIMO SJVA.doc
71.0 KiB
127 Downloads
Details