identidad-de-nuestro-colegio

Identidad de Nuestro Colegio

NUESTRO COLEGIO SE DEFINE COMO COLEGIO DE IGLESIA. RESPONDE A LA ESPIRITUALIDAD BAUTISTINA, DADA POR LA CONGREGACIÓN DE RELIGIOSAS DE SAN JUAN BAUTISTA, NUESTRO PATRONO. SE CARACTERIZA POR SU COMPROMISO CON UNA EDUCACIÓN QUE ES:

Un servicio a la comunidad, donde se promueve a la persona a través de una formación integral, es decir, humana, cristiana y académica, acorde con las exigencias de los tiempos.

Una instancia de evangelización en la cual se desarrollan los valores evangélicos, en fidelidad a la Iglesia, de acuerdo al carisma de la Congregación de las Religiosas de San Juan Bautista

Humanizadora: Significa que el Colegio se propone iniciar a las alumnas y alumnos en el camino de su plenitud humana, abiertos a la trascendencia, hacia Dios como fin último.

Personalizadora: Una educación que busca el desarrollo de las potencialidades de las alumnas y alumnos como seres originales, irrepetibles, “imagen de Dios”, llamados a ser protagonistas de la creación y de la historia.

Diálogo fe – cultura: Significa que en el Colegio profesores y alumnos exponen y reciben críticamente la cultura sin separarla de la fe. La cultura abarca la totalidad de la vida de un pueblo: el conjunto de valores que lo animan y de antivalores que lo debilitan.

Integral: Las alumnas y alumnos deben crecer y vivir en un ambiente donde se promueve la educación humana y cristiana; en cuanto al Colegio, es un centro donde se elabora y se transmite una concepción específica del mundo, del hombre y de la historia.
El Colegio plantea una formación integral, es decir, el desarrollo armónico de los aspectos físico, moral, afectivo, intelectual, social y religioso de las alumnas y alumnos.

Pluralista: El Colegio está al servicio de la sociedad y la sociedad actual es pluralista. Por lo tanto, el Colegio asume esta realidad, exigiendo a la vez, de parte de las familias que ingresan y que pertenecen a esta comunidad: respeto por la identidad y línea del Colegio, apertura al diálogo, participación y cooperación responsable en la educación de sus hijas e hijos.
Esta línea pluralista exige de parte de todos los que desarrollan la tarea de educadores en el Colegio, una clara adhesión a nuestros principios y objetivos, que desarrollen la acción educativa con criterios unánimes, en relación a priorizar metas y elegir metodologías adecuadas. Para ello es imprescindible que el educador conozca la identidad del Colegio como Colegio de Iglesia.

EL COLEGIO ES UN LUGAR PRIVILEGIADO:

Donde la persona de las alumnas y alumnos ocupan el centro de todo el quehacer educativo.

Donde se busca el desarrollo de todas las potencialidades de las alumnas y alumnos como personas, como mujeres y hombres, cristianos y estudiantes.

Donde se construye una comunidad de personas, poniendo en el centro a Jesús de Nazaret.

Donde se trata de hacer vida las enseñanzas de Jesús, plasmando en la realidad los valores del Evangelio, especialmente la solidaridad y el amor fraterno.

Donde hay diálogo, con participación y comunión de todos.

Donde se integra la fe y la cultura.

Donde se siguen las orientaciones de la Iglesia Universal y de la Congregación San Juan Bautista, insertándose en la pastoral de la Iglesia de Santiago.

CARISMA DE LA CONGREGACIÓN

Es el don del Espíritu que la Congregación ha recibido, para responder a su misión en la Iglesia. Este carisma se expresa en la propuesta de:

EDUCAR – EVANGELIZAR – PROMOVER

Desde la perspectiva Bautistina, este carisma se dirige a la Evangelización y formación de los niños y jóvenes, en forma especial, de los más necesitados, ayudándolos a descubrir y responder al proyecto que Dios tiene para cada uno.