cuentoverso_feaprincipe

Cuentos en Verso: La Fea y el Príncipe

LA FEA Y EL PRÍNCIPE

Había una vez una vieja llamada fea
Que todas las noches venía una gata negra y fea.
Era pesada y egoísta
y también un poco autista.
Un día por fin decidió salir
chocó con un príncipe azulís.

Empezaron a conversar,
hasta que el príncipe empezó a escapar.
Fea lo siguió hasta el castillo.
El camino lo destrozó,
Fea logró alcanzarlo.
El príncipe le explicó que no quería estar con ella
Ya que era fea, tenía piojos y el pelo mal cuidado.

Fea lo empezó a conquistar.
Le dijo: tus ojos son negra noche,
tus manos son ramas de olivo,
tus ojos son como un lucero, tan brillantes como el único sol.
Tus ojos son tan lindos como tal estrella.

El príncipe le dijo:
me siento alagado, pero mis ojos no son como una estrella,
es un dicho de conquista
pensé que de verdad te gustaba.
Y se fue muy desilusionado.

Fea se sintió muy triste
y se fue llorando
empezó a recitar un día:

“Cuando apareciste
cumpliste mi sueño
de conocer a un príncipe”.
“Cuando te vi me derretí,
perdóname por favor”.

Se lo contó al príncipe
y le fascinó
Pero a Fea la siguió odiando.

FIN

Constanza Prado
Antonia Mühlhausen