noticiencias2

SEMANA DE LA CIENCIA

2016, Año Internacional de la alimentación

Antecedentes:

 El mundo necesita producir al menos un 50% más de alimentos para alimentar a 9000 millones de personas en 2050.  Sin embargo, el cambio climático podría reducir el rendimiento de los cultivos en más de un 25%. La Tierra, la biodiversidad, los océanos, los bosques y otras formas de capital natural se están agotando a un ritmo sin precedentes. Si no se modifica la forma de cultivar los alimentos y gestionar el capital natural, se pone en riesgo la seguridad alimentaria, especialmente de los más pobres del mundo.

Ante la crisis alimentaria que afecta hoy a todo el planeta, el análisis y las medidas que surgen desde los organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación (FAO), la Organización Mundial del Comercio (OMC) y los países más enriquecidos, se encuentran muy lejos de ser adecuados. De hecho, se vislumbra una incoherencia real entre la intención de resolver estas crisis y la no identificación de los responsables, así como la ausencia de participación de los principales afectados.

En estos tiempos, los organismos, han apuntado a las siguientes causas como responsables de la Crisis Alimentaria:

  • Malas Cosechas y Reducción de las Reservas de Granos
  • Crisis Energética y Biocombustibles
  • Aumento de la Demanda Mundial
  • Cambio Climático
  • Los países han perdido la capacidad de producir alimentos por ellos mismos.
  • Especulación con los alimentos
  • Control de la Producción Mundial de alimentos por parte de Transnacionales
  • Agrocombustibles
  • ¿Son los transgénicos la solución, o son parte del problema?

2016 ha sido declarado el Año Internacional de las Legumbres por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que pretende mejorar los niveles de nutrición, promover el consumo de estos cultivos y aportar conocimiento gracias a la colaboración con organismos de investigación y universidades.

Su contenido en proteínas es mucho más alto que el del maíz, el trigo o el arroz. La combinación de legumbres con cereales aporta una fuente de proteínas sumamente completa, comparable a la proteína animal

En comparación con otros cultivos, las legumbres tienen una huella reducida de desperdicio alimentario. Los residuos de las leguminosas de grano puedan utilizarse como forraje animal.

Según la FAO, la producción de legumbres está muy concentrada. La India, donde estos cultivos son una fuente importante de proteínas para una población mayoritariamente vegetariana, es el mayor productor mundial, con una cuarta parte de la producción global en 2013. Canadá es el mayor exportador, con 6,2 millones de toneladas, seguido de Australia (1,7 millones de toneladas), Myanmar (1,2 millones), Estados Unidos (1,1 millones) y China (800.000). India es también el país que más las importa: es el destino de una cuarta parte de las importaciones mundiales, seguido de la UE, China, Pakistán y Egipto.

El área de  Ciencia y Tecnología de los alimentos trata aspectos que abarcan desde la salud y bienestar en relación al consumo de alimentos, hasta la producción y /o aptitud de las materias primas, pasando por los eslabones de transformación y conservación  de alimentos propiamente dichos. Asimismo,

Contempla el estudio de la reutilización de subproductos que pudieran derivarse durante los procesos de producción, transformación o elaboración de los alimentos.