gimrit10nov

Preparando la Copa Saint John’s

Nuestro Conjunto Infantil B Manos Libres se quedó con la medalla de bronce en la Copa Metropolitana de Gimnasia Rítmica, efectuada el día Sábado  10 noviembre en el colegio Pedro de Valdivia de Peñalolén.

El equipo integrado por Amanda Sánchez (4° Básico), Ignacia Jaurés, Agustina Pinto, Martina Villalón y María José Díaz (todas de 5° Básico) realizó una impecable presentación, destacando la coordinación de sus movimientos, lo que le valió superar a otros doce colegios participantes.

Las dirigidas de miss Ana María y miss Laurens siguen afinando su presentaciones de cara a los últimos torneos del año y a lo que será la Copa Saint John’s, que tendrá lugar el sábado 1 de diciembre en nuestro gimnasio.

Aplausos para nuestras Abejas.

atletismofinal

Fin de año en el podio

Una brillante participación tuvieron nuestras atletas en el Torneo Mixto Final del Atlético Francés, realizado en la pista de San Carlos de Apoquindo.

Las notables actuaciones de Raquel Sólo de Zaldívar, Isidora Araya, Karol Eberl y Luciana Fuentes, permitieron al Saint John’s ubicarse en la undécima posición por equipos de un total de 75 colegios participantes.

Raquel obtuvo el primer lugar en Lanzamiento de la Jabalina, anotando además un nuevo récord del torneo con 41,75 metros. En la jornada logró también el segundo lugar en el Lanzamiento del Disco.

Isidora, por su parte, se quedó con el tercer lugar en Salto Triple y anotó la octava mejor marca en Salto Largo. Mientras que las ya mencionadas junto a Karol y Luciana se ubicaron en la quinta posición de la final de la Posta 4×400.

Felicitaciones Abejas. A preparar la próxima temporada con la misma fuerza que demostraron este 2018.

apostoladoPE

Juntos como hermanos

Con la misión de compartir e integrar a nuestro diario vivir a niñas y niños externos al Saint John’s, la comunidad del Preescolar se preparó para recibir a los integrantes del jardín infantil Sol Naciente del Hogar de Cristo.

Misses, madres y apoderados, alumnas mayores y, por supuesto, nuestro miembros más pequeños se dieron a la tarea de jugar, preparar colaciones sanas y realizar actividades físico-recreativas.

Poco más de dos horas de una actividad que sacó a todos de la rutina, pero que cumplió el objetivo de atender a otros, ser buenos anfitriones y compartir con quienes no se cruzan en nuestros caminos en el día a día.