semanasanta

Celebramos en comunidad

Semana Santa fue un tiempo distinto para cada uno de nosotros. Algunos aprovecharon de descansar, otros de visitar familia y algunos debieron trabajar. Pero para la comunidad SJVA fue un tiempo de reunión, de encuentro con todos los miembros del colegio y de acompañar a Jesús.

El equipo pastoral y religioso comenzó la semana invitando a todos a participar de las variadas actividades que organizaron y que lograron reunir a decenas de padres, apoderados, profesores, trabajadores y, por sobre todo, niñas y niños del Saint John’s.

Jornadas de reflexión, preparación de ramitos, recordar el ingreso de Cristo a Jerusalén, recorrer las doce estaciones del vía crucis y celebrar la resurrección en una emocionante eucaristía de la luz. Eso fue Semana Santa en el colegio.

No fue una fecha para recordar con tristeza la muerte de Jesús, sino entender por qué murió y resucitó. Celebrar y revivir su entrega a la muerte por amor a todos nosotros. Entender que en torno a su figura y enseñanzas se construyó una identidad que ha perdurado por dos milenios.

Gracias a todos por ser parte de nuestras actividades pastorales y de colegio. Así se forma comunidad, con la participación de cada uno de nosotros.

matematicas

Matemáticas al aire libre

Una sala rectangular de 10 metros de fondo y 8 de ancho. 25 alumnas mirando al frente una serie de números y operaciones matemáticas. Una profesora intentando explicar que dos enteros distintos pueden tener el mismo valor absoluto, siempre y cuando sean opuestos.

Y si mejor salimos al patio, tomamos una recta numérica con los positivos pintados en azul, los negativos en rojo y el cero en negro. Aprendemos que si el signo es + nos movemos a la derecha y si es – lo hacemos a la izquierda. Y lo hacemos caminando, tocando y comentando la respuesta a las compañeras.

Además disfrutamos del entorno que nos brindan los patios del colegio, interactuamos con la Miss y nos resulta más fácil aprender matemáticas en un taller poco convencional. El cambio de aire ayuda a la concentración y demuestra las habilidades de nuestras educadoras para lograr la comprensión de materias que, a veces, podrían resultar poco atractivas.